Los cambios de hábitos en la alimentación se están convirtiendo en una tendencia actual en gran parte del mundo, es por eso, que cada vez se está escuchando hablar más de los nutracéuticos, debido a su potencial nutricional y a los efectos terapéuticos que tienen.

Aún y así continua habiendo mucho desconocimiento sobre el tema y gran parte de la población no sabe exactamente qué son y qué efectos tienen en nuestro organismo. Hablemos de ello.

¿Qué son los nutracéuticos?

Primero de todo, vamos a empezar explicando su origen. El término nutracéutico proviene de la fusión de las palabras nutriente y farmacéutico-terapéutico. Fue creado en el año 1989 por el presidente de la Fundación para la Innovación en Medicina, Stephen DeFelice, que lo definió como “un alimento o parte de uno que proporciona beneficios para la salud incluyendo la prevención y/o tratamiento de enfermedades”.

Por lo tanto, podemos decir que son compuestos bioactivos concentrados beneficiosos para la salud. Pero, ¿por qué son tan favorables? Estos compuestos naturales bioactivos podemos encontrarlos en diferentes alimentos, y, en el caso de los biocéuticos se presentan en dosis superiores a las que puede tener el propio alimento, convirtiéndose en complementos ricos en vitaminas, nutrientes y minerales. Justamente por este motivo, se les suele definir como complemento alimenticio, aún y así, nunca hay que olvidar que no tienen que ser un sustituto de la dieta.

Los nutracéuticos pueden producirse de forma natural o bien sintetizarse por medios químicos o biológico. Este punto ayuda a aclarar la diferencia entre ellos y los fármacos: mientras los nutracéuticos tienen un origen biológico natural, los fármacos no, y lo que les diferencia de los diferentes tipos de extractos e infusiones es la concentración de sus componentes, ya que éstos no tienen porque tener una acción terapéutica y en los nutracéuticos y alimentos funcionales sí.

Características de los nutracéuticos :

– Origen natural con propiedades biológicas activas.

– Tienen evidencia médica en muchas de sus aplicaciones sobre sus propiedades bioactivas.

– Son beneficiosos para la salud.

– Están aislados y purificados por métodos no desnaturalizantes, para conservar sus propiedades originales sin ningún tipo de manipulación química.

– Tienen una capacidad terapéutica, preventiva y curativa.

– Mejoran las funciones fisiológicas y ayudan a combatir diferentes enfermedades, como el colesterol, artritis, diabetes, estrés, insomnio, cardiovasculares.

– Actúan frente a infecciones víricas y bacterianas.

– Ralentizan el envejecimiento.

– Mejoran la calidad de vida y aportan estabilidad temporal.

¿Cómo se presentan y se clasifican los nutraceúticos?

Pueden presentarse en diferentes formatos: cápsulas, viales, comprimidos, polvos… No se presentan en forma de alimento convencional ni como el producto exclusivo a ingerir, sustituyendo comidas o alimentos funcionales. Como su nombre indica, se trata de complementos alimenticios y su formato es distinto.

Por otra parte, pueden clasificarse en base a tres criterios:

1. Base de sus fuentes naturales.

2.- Condiciones farmacológicas.

3.- Constitución química de los productos (fitoquímicos).

¿Qué alimentos funcionales contienen los beneficios del nutraceútico

Hay muchos alimentos funcionales que contienen los nutrientes de los que están formados los nutracéuticos. Algunos de ellos serían: tomates, algunos cereales como la avena, arándonos y frutos rojos, kiwi, rúcula, fuentes de ácido fólico, frutas y verduras, pescado… Estos tal y como decimos, se consideran beneficiosos para la salud, más allá de una función  nutritiva.