Cuando hablamos del concepto de colágeno puro, es decir antes de que sea manipulado, estamos hablando de la proteína principal del cuerpo humano. Esta proteína es muy abundante en cartílagos, huesos, tendones y ligamentos. Además, tiene una función fundamental en la construcción de las células de la dermis.

Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo disminuye la producción del colágeno, suponiendo un efecto que notamos en nuestras articulaciones, tendones, piel y etc. Aunque esta pérdida progresiva de esta capacidad de fabricar colágeno se debe mayoritariamente a la edad, hay muchos otros factores que pueden acelerarla, como la falta de ejercicio, el tabaco, las dietas poco equilibradas, el alcohol y la genética.

Es por ello, que a partir de los 35-40 años, se aconseja empezar a cuidar los huesos y las articulaciones con complementos como el colágeno hidrolizado.

¿Cómo funciona el colágeno para la artrosis?

Tal y como hemos comentado, el colágeno hidrolizado para la artrosis está indicado en personas de a partir de 40 años, puesto que éstas tienen un riesgo superior de desgaste debido a la reducción de la producción de esta proteína.

Existen múltiples estudios clínicos que han demostrado que la ingesta regular de colágeno ayuda a reducir los dolores articulares por desgaste, a aumentar la densidad de la masa ósea, y a mejorar el movimiento de nuestras articulaciones. Es por ello que el colágeno hidrolizado está pensado para prevenir y tratar enfermedades crónicas como la artrosis y la osteoporosis.

Las pruebas nos dicen que el consumo de este tipo de colágeno es prometedor, pues mejora la respuesta inmunológica del cuerpo, acelerando la recuperación y regeneración de tejidos, y ayudando a la formación de un nuevo tejido cartilaginoso.

Es importante saber que el colágeno tipo 2 es un componente fundamental de los tejidos cartilaginosos presentes en las articulaciones. Por ello, sirve para cuidar tus articulaciones si se toma en cantidades adecuadas y con la fórmula correcta.

Además, si usamos colágeno hidrolizado para tratar la artrosis, sabemos que no tendremos que preocuparnos de efectos adversos.

La absorción del colágeno hidrolizado para la artrosis

La absorción de la proteína del colágeno es un tema un poco complejo, esto es porque esta proteína tiene un peso molecular muy grande y cuando la ingerimos a través de la dieta, en ocasiones la parte que asimilamos es baja e incierta.

Si profundizamos en este tema, nuestro sistema digestivo tiene unas enzimas (con “función de tijera”) que descomponen el colágeno en aminoácidos. El colágeno hidrolizado favorece la absorción intestinal de esta proteína, porque es un colágeno “pre- digerido”. Éste se somete a un proceso de disgregación previa mediante enzimas para reducir el tamaño de los péptidos y facilitar su absorción intestinal. El colágeno hidrolizado se absorbe mejor a nivel intestinal y se aprovecha mejor por parte del cuerpo humano.

El colágeno hidrolizado posee una mayor biodisponibilidad frente al colágeno que obtenemos directo de los alimentos, pues el hidrolizado tiene una capacidad de asimilación muy superior (más del 80%).

Como tomar el colágeno para la artrosis

Es aconsejable consultar con un profesional cual es la cantidad adecuada de colágeno hidrolizado a tomar para la artrosis, tal y como hemos comentado, puede ayudar a suavizar sus efectos, y contribuir directamente en el bienestar y la salud de la persona.

Los complementos para la artrosis con colágeno puede ayudar a contribuir de forma positiva en la vida de la gente que padece de artrosis, pese a que no existe una cura directa. La cantidad de veces diaria a tomar dependerá de la cantidad de colágeno en el producto, en ocasiones son 3 veces al día y en otras 1. Por ello recomendamos seguir las indicaciones del producto.

También te puede interesar:

Consejos sobre como frenar la artrosis y mejorar sus dolores

Artrosis de rodilla ¿Cuáles son sus causas y como prevenir?

Colágeno marino y sus beneficios